El manejo de las emociones en la Empresa Familiar

“La meritocracia  en una empresa familiar es una tarea que falta mucho por cumplir”

Imaki Tider 

 

Es común que en una Empresa Familiar existan privilegios para un miembro de casa. La particularidad de los hermanos o de los cónyuges es muy típico ya que gobierna la identidad emocional, sin embargo, pueden existir injusticias que van desde un pago menor a lo debido hasta una excesiva concesión de prestaciones. Lo anterior se puede aminorar más no evitar al ciento por ciento. Esto se da justo cuando se proponen reglas de funcionamiento para TODOS y se practica en bien común como moneda de cambio. Una de esas formas es evaluando a los miembros de la Familia para verificar si cumplen con el perfil en el rol que juegan dentro de la empresa. Así como planes de desarrollo, retiro voluntario y forzado. Ahora bien, el tocar un tema como lo es la separación de la empresa, es muy álgido, representa:

 

1.- Voluntad de las partes. Todos los miembros de la familia estén de acuerdo de la salida

2.- Desentrenanamiento. Saber a que se dedicará la persona saliente después de haberse entregado en cuerpo y alma a un solo negocio. Se requiere valor y una nueva ocupación para el retiro.

3.- Certeza financiera. Determinar cómo será su pago en la liquidación como empleado y además los dividendos que recibirá como socio en lo futuro.

 

Luego de pasar por esta determinación continuar con una sana convivencia  familiar pues de eso depende en gran medida el éxito de la Empresa.

 

 

Ignacio González Cervantes

CEO Evolutivos

Mentor de Empresas Familiares